Planificación Financiera Personal


La Planificación Financiera es el proceso de fijación de metas en cuestiones de dinero y determinación de los pasos para lograrlas con debido asesoramiento profesional.

A través de la Planificación Financiera Personal se logra tomar control de lo que realmente importa de manera racional, teniendo el dominio sobre la propia situación financiera, en lugar de ser controlados por ésta.

 

Algunos eventos de la vida contemplados en una Planificación Financiera Personal son:

» Casamiento
» Formación de una familia
» Nacimiento de los hijos

» Compra y venta de una vivienda
» Construcción de la vivienda
» Educación de los hijos

» Comienzo del Negocio Propio
» Desarrollo de una Empresa Pyme
» El Retiro

Algunos instrumentos involucrados en una Planificación Financiera Personal son:

» Participaciones accionarias en empresas Pymes
» Inversiones en Bienes Raíces
» Fideicomisos Productivos
» Fondos Comunes de Inversión
» Plazos Fijos

» Acciones Bursátiles
» Bonos de gobiernos
» Obligaciones negociables
» Inversiones en Monedas y Metales
» Rentas Vitalicias

» Seguros de vida
» Seguros de salud
» Planes de Ahorro y seguro para educación de los hijos
» Metodología para la acumulación de dinero
» Planes de ahorro y capitalización para fines determinados

A su vez, en el programa Manejo del dinero decimos lo siguiente:
"El dinero no se hace trabajando", "El que ahorra, tiene","Yo no puedo guardar un centavo. Plata que entra, plata que gasto", "No me gusta pensar en el dinero"


Estas frases, que pronunciamos o escuchamos a menudo, determinan nuestro comportamiento frente a las cuestiones de dinero y condicionan nuestra prosperidad o escasez actual y futura. Sin embargo, hablar o pensar en el dinero es mucho más que eso. Si se va más allá de las técnicas de administración del dinero, es posible descubrir técnicas de administración de la vida y desarrollar una relación más satisfactoria con el dinero de manera que nos permita lograr mayores éxitos. Solo se trata de desarrollar un plan para: usar el dinero para hacer la vida, en lugar de usar la vida para hacer dinero.